La obesidad es uno de los principales problemas de salud en todo el mundo, y afecta a millones de personas. La buena noticia es que la actividad física puede desempeñar un papel crucial en la prevención y el tratamiento de la obesidad. El entrenamiento personal puede ser una herramienta eficaz para ayudar a las personas a mantener un peso saludable mediante el ejercicio. En este artículo, exploraremos los beneficios de la actividad física sobre la obesidad